Volver al blog
Tus joyas en perfecto orden

Esperamos y deseamos que estéis todos bien.

 

En estos momentos en los que el retiro forzoso os ha regalado el tiempo que siempre habéis deseado para poder dedicarlo a vuestra casa y os ha permitido hacer el cambio de temporada sin prisas y, de paso, haber organizado los armarios, zapateros y ordenado por abecedario nuestras librerías, o quizá por tamaños y colores, os queremos pedir una cosa, que no os olvidéis de echar un vistazo a vuestro joyero, de ese espacio donde guardáis vuestras joyas mas preciadas. La velocidad de vuestra vida diaria os lleva, en ocasiones, a dejar de cualquier manera las joyas cuando os las quitáis, amontonándose unas junto a otras en un lugar pequeño donde se rozan y rayan perdiendo su brillo original y dándoles un aspecto envejecido.

Estuche blancojpg

Sería conveniente que conservarais las joyas en sus estuches originales donde han llegado por motivo de un cumpleaños, un aniversario, una boda o un hijo recién nacido, o quizá porque sí, porque te la mereces, porque te aman, o porque te quieres y te la auto regalas,  cualquier pretexto es valido para poseer una joya.

Sabemos que vuestras joyas son un tesoro muy preciado porque cuentan historias y os traen recuerdos alegres de nuestra vida,  esa es la mayor virtud intrínseca que poseen vuestras piezas, el valor sentimental, el valor de sentirse querida.

DSC_0307-2jpg

Si ya no tenéis los estuchesdonde os regalaron las joyas deberíais pensad en comprar un joyero, con departamentos para que cada pieza este separada de las otras para que no se toquen y se rayen. Hay gemas, como el diamante, que su dureza le permite rayar cualquier otra gema incluso a metales como el oro. Estas incisiones no pueden ser eliminadas en casa y tendréis que llevarlas a vuestro joyero de confianza o a nosotros mismos para que las eliminemos y pulamos de nuevo la pieza.  

    images-5jpeg         images-6jpeg

Nuestra recomendación es que tengáis un joyero más pequeño para las joyas de diario, para que cuando os desvistáis las dejéis en su espacio reservado para su mejor conservación, y un joyero más grande para piezas que utilicéis en ocasiones especiales como puede ser una boda.  Estos espacios de almacenaje deberían ser lo suficientementegrandes para poder guardar todas vuestras piezas y lo suficientemente pequeños para que os quepan en vuestra caja fuerte. Es recomendable tener una en casa para documentos importantes, dinero y para vuestras piezas mas valiosas. También es un buen consejo que habléis con vuestro corredor de seguros y aseguréis, incluido en el seguro de la casa, el valor de las mismas en el interior de la caja acorazada.

                 Joyero 1jpg               Joyero 2jpg

Nos vemos pronto para enseñaros todos nuestros nuevos diseños que hemos hecho durante el confinamiento.

 

Cuidaos mucho.


Puesta a punto, revitaliza tus joyas.

Terminadas las vacaciones empezamos una nueva etapa del año donde el frio ira dejándose sentir poco a poco y nuestro vestuario y complementos evolucionaran hacia colores más sobrios y telas más cálidas. Las joyas son complementos atemporales, casi todas se pueden usar tanto en verano como en invierno, pero tienes que cuidarlas, limpiarlas de vez en cuando, mantenerlas como si fueran nuevas.

Si has sido capaz de aprovechar cada segundo de tu tiempo libre, además eres una enamorada de las joyas y nunca te desprendes de ellas aunque tu plan haya sido escalar el Himalaya es más que seguro que necesiten un repaso, una puesta a punto de tus anillos, pendientes pulseras y colgantes.

Te vamos a desvelar algunos trucos para que tus joyas estén siempre relucientes, pero si con ellos no lo consigues no dudes en acudir a tu joyero de confianza para que revitalice tus piezas más preciadas. Si no lo tienes cuenta con nosotros, en Jordán Joyeros tenemos todos los medios para dejar tus joyas como recién compradas.

Todo lo que vestimos sobre nuestro cuerpo hay que lavarlo después de usarlo. Las joyas no necesitan una limpieza casi diaria como ocurre con los textiles pero si que hay que evitar que el exceso de cremas y maquillajes se apropien del espacio que los joyeros dejamos para aportar luminosidad a las gemas y apaguen su brillo. Esto lo podéis hacer vosotras mismas en casa os explicamos cómo.

Necesitareis:

1)     Llenar un recipiente de agua caliente.

Os puede servir la pila del baño o un cacito que no sea metálico y el agua no es necesario que sea destilada, la potable sirve igualmente.

2)     Un cepillo de pelo fino.

Los de dientes son ideales para esto.

3)     Un jabón neutro.

El de manos sirve perfectamente.

4)     Alcohol y algodón.

Los algodones desmaquilladores son planos y van bien para esto.

    clean-drop-of-water-liquid-40784jpg    blur-brass-brushes-730727jpg


Llenad la pila de agua caliente (no hirviendo) con la precaución de no quitar el tapón hasta finalizar el proceso para no perder la pieza por el sumidero.

Sumergid la pieza en el agua y enjabonadla. Con el cepillo frotad las partes sucias y enjuagad constantemente.

Una vez limpia la pieza ponedla sobre el algodón desmaquillador y rociadla con el alcohol. Este proceso sirve para eliminar la cal del agua, muy común en la ciudad de Valencia, evitando que la pieza pueda quedar blanquecina.

 

El tipo de piezas que podéis limpiar en casa son: 

-         Joyas de oro en cualquiera de sus colores (amarillo, blanco y rosa)

-         Joyas con diamantes. Estas gemas son muy duras, es decir que nada las raya, pero a su vez son frágiles al tratarse de cristales y un golpe las puede fracturar.

-         Joyas con gemas de color. Casi todas las gemas de color podéis limpiarlas con este método evitando hacerlo intensamente en las de color verde, como las esmeraldas, pues pueden estar tratadas legalmente y perder color.

El tipo de piezas que no debéis limpiar en casa:

-         Joyas con perlas. El calor puede despegarlas de su base. Además, al tratarse de material orgánico y tener una dureza muy baja, puede rayarse con facilidad.

b510ee47-0732-483c-8c7e-9a4864a9e95ejpg

Si el oro está rayado desistid del intento de limpiar la pieza. Debéis llevarla al taller de joyería para que realicemos el proceso de esmerilado, pulido y limpieza y en el caso de ser oro blanco rodiar de nuevo.

Si alguna parte de la joya está rota y hay que soldarla no la limpieis, traedla a la fabrica de joyería y la repararemos.

Siempre que dudéis si podéis limpiar la joya o no en casa es mejor no hacerlo. Confiad en el joyero que sabrá cual es la mejor manera de limpiar la joya.  

 

Quedamos a vuestra disposición para revitalizar las joyas que más queréis.  

Como cuidar tus joyas en verano

El verano es época de vacaciones, de tiempo libre, donde muchos de nosotros viajamos a destinos de playa donde debemos tener un cuidado extra con nuestras joyas.

En la playa tenemos que tener precaución con dos cosas:

 

1) El calor:

 

Según nos vamos acercando a épocas estivales las temperaturas aumentan desproporcionadamente llegando los termómetros a marcar cifras que rondan los 40º o más.

Esto provoca en el cuerpo humano una dilatación en los dedos llegando a aumentar hasta dos tallas, incluso tres, la medida de sortijas que se tenía en invierno.

Muchas personas no se quitan sus sortijas cuando van a la playa, esto puede ser un problema al contacto con la arena, como comentaremos más adelante. Las sortijas quedan más justas en los dedos en verano provocando sensación de seguridad pareciendo imposible perderlas. Pero cuando se meten en el mar, que está más frio, ocurre un cambio de temperatura en el cuerpo, haciéndola bajar, volviendo los dedos a su medida natural, la correcta, sin factores que la modifiquen. Al nadar y mover las manos los anillos salen con facilidad de los dedos facilitando su perdida inmediata con una casi imposible recuperación.







Sortija en arenajpg


2) La arena:

 

 La arena de playa contiene micro granos de minerales entre los que encontramos cuarzo, feldespato y mica. Estos dos últimos tienen una dureza muy baja en la escala de Mohs lo que lo hace inofensivo, pero el primer mineral, el cuarzo, tiene una dureza de 7 en la mencionada escala.

 El problema que puede crearnos este mineral, como adelantábamos en apartado anterior, es que raya a otros minerales o gemas y sobre todo al oro. Si llevas tus sortijas a la playa y tocas continuamente la arena el oro perderá su pulido y tendrás que llevarlas al joyero para que le devuelva su brillo a tu vuelta de vacaciones.

Las gemas que nunca se rayan en la playa son los diamantes, los rubíes, los zafiros y las esmeraldas. Tampoco los topacios, pero las turmalinas y otros cuarzos pueden rozarse y provocar micro rayas en sus facetas. Corales, perlas, ópalos, jade, ámbar, Tanzania, peridotos, granates, ónice, cornalina, labradorita, lapislázuli, fluorita y malaquita se encuentran entre las gemas más conocidas y usadas en joyería y son a las que tenemos que prestarle un especial cuidado si las llevamos a la playa por su baja dureza y alta posibilidad en rayarse.

 

Esperamos que nuestros consejos les sirvan en esta época estival y les deseamos un muy feliz verano.